Departamento Académico Nacional de Ciencias Biológicas

Slideshow Image

November 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

logo cfe ch blanco

logo moodle

ceibal

ineed

timbo

unesco

Extensión

La extensión como función de la Educación Superior puede ser concebida desde diferentes miradas, cuyas fundamentaciones enriquecen y dinamizan la discusión académica. La propuesta aquí presentada no pretende ser la única posible, ni la conceptualización que dirija las prácticas. Simplemente, intenta ofrecer una aproximación a lo que se ha venido analizando en otras instituciones de educación terciaria, como es la UdelaR, y que puede ser una conceptualización que provoque una discusión y análisis fecundo para su profundización y/o reelaboración en el marco de la Formación Docente.

Arocena (2011) propone concebir a la extensión como las actividades que permiten una interacción entre actores universitarios y no universitarios, en la cual todos aportan y construyen nuevos saberes, para la utilización social del saber, priorizando en ello a los sectores más postergados (Cuadernos de extensión nº. 1 - Integralidad: tensiones y perspectivas). En este marco, todas las tareas de enseñanza e investigación podrían enmarcarse en actividades con carácter dialógico en el que todos aprenden y enseñan, teniendo auténtica interacción con otros actores sociales, procurando así acercarse a lo que se identifica como integralidad de las funciones universitarias.

La integralidad implica un accionar en territorio, estableciendo nexos con las políticas públicas como espacios de construcción ciudadana (Sabarots, H; Sarlingo, M., 1995 en Arocena, 2011). Para ello varios autores sugieren la necesidad de vigilancia epistemológica para reconocer qué tipo de vínculo se establece con el otro, focalizado a desdibujar los roles de educador y educando, construyendo así nuevo conocimiento que orienta la enseñanza y la investigación. Si bien la actividad de extensión incluida en la práctica de aula con la participación de los estudiantes, se reconoce como un campo de acción complejo porque requiere la articulación de la demanda social con la propuesta del curso, lo que exige un reajuste permanente; se la valora como una práctica enriquecedora para la formación integral.

En este espacio se pretende compartir experiencias de extensión dentro y fuera de la Formación Docente, para que se constituyan en ideas germinales que permitan promoverlas y consolidarlas.

 

Gabriela Varela Belloso